Colectivo Cartapacio Liberal. Noticiero y breves comentarios de libros leídos y que consideramos de interés. El Colectivo Cartapacio Liberal se ha adherido al periódico digital www.aragonliberal.es

Thursday, January 26, 2006

Un largo camino para entender el porqué del sufrimiento (San Lucas en Taylor Caldwell)

Título: Médico de cuerpos y de almas

Autora: Taylor Caldwell

Editorial Martínez Roca, España 2002

Novela en la que el protagonista es el joven Lucano (San Lucas), ubicado magníficamente en su época histórica, si bien se permite la autora cierta licencia sobre la transmisión de la esperanza de la redención a través de los antiguos caldeos, de los que uno es el principal maestro médico del protagonista.

En mi opinión, lo importante del libro es la búsqueda que hace Lucano de la explicación del dolor y muerte de los inocentes; de ahí comienza un largo camino que le llevará desde la rebelión inicial, pasando por una activa lucha contra la enfermedad y la muerte, hasta entender que el dolor está causado por la malicia de los hombres.

Acaba su búsqueda al conocer la muerte del Dios encarnado en la Cruz. A partir de ese momento, la autora narra, a modo de epílogo, un posible modo de recopilación de datos que le lleva a redactar el tercen Evangelio, incluyendo un tierno encuentro con la Madre de Dios.

2 comments:

Ululatus sapiens, S. I. said...

Ha sido una buena sorpresa encontrar este blog, compañero bibliópata (perdona se te he incluido así en mi club de amantes de los libros sin posible redención), inteligente y bien realizado. No creo recobrar mis ingresos para conseguir algunos de los libros que reseñas y que se me antojan, pero en fin... tomaré nota de todos modos.

Pero sí he leído Médico de cuerpos y almas y con eso tuve suficiente de Taylor Cadwell... casi salen volando por la ventana Yo, Judas y El gran león de Dios.

La señora Cadwell pudo haber sido una gran guionista de cine, o hasta directora, pues tenía un enorme talento para idear historias, personajes e imágines... pero su capacidad literaria para hacer esas tres cosas es, a mi juicio, muy dudosa. Sólo porque la historia me interesaba mucho logré acabar el libro, porque, francamente, me aburría muy pronto y muy fácil. Si se quiere describir cada detalle y cada situación se requiere de la destreza de Tólstoi, Hugo o Flaubert, y Cadwell carecía de él.

Sus ideas y sus formas eran muy buenas... hasta que las plasmó en papel.

Lo siento: tiendo a ser despiadado con las lecturas que me agobian.

¡Saludos!

frid said...

Estoy de acuerdo con Ululatos sobre algunos de los aspectos literarios de Cadwell, sin embargo sostengo que su intención es buena y se puede tener alguna licencia con ella. Hubiese sido mejor que tan buen argumento lo hubiese asumido otra u otro escritor de más talento, sin embargo pocos se atreven hoy en día a tratar respetuosamente a los personajes clave del cristianismo. Véase la bazofia del Código. Pero sí: es preciso para un buen libro un buen argumento, originalidad en el modo de decir y arte en el modo de escribir. Es Cadwell un talento medio. Pero aún así pasa mi aprobado.